29 marzo 2010

GRANADA, A LOS PIES DEL BRONCE

*
1.- El Gran Capitán
*
2.- Elena Martín Vivaldi
*
3.- Federico García Lorca
*
4.- Manuel Benítez Carrasco
*
5.- San Juan de la Cruz
*
6.- Manuel de Falla
*
7.- Pedro Antonio de Alarcón
*
8.- María la Canastera
*
9.- Eugenia de Montijo
*
10.- "Frascuelo"
*
*
GRANADA, A LOS PIES DEL BRONCE

Inauguradas el pasado día 26 de marzo del presente 2010, concretamente en el bulevar central de la Avenida de la Constitución de nuestra capital granadina, podemos encontrarnos, a pie de calle, con estas 10 esculturas, que han sido donadas gratuitamente por varias instituciones y entidades privadas. Maestros de prestigio y renombre, autores de las mismas, tales como Miguel Moreno Romera , autor de la de Gonzalo Fernández de Córdoba "El Gran Capitán" (1) y de la de San Juan de la Cruz (5); Jose Antonio Castro Vílchez, Elena Martín-Vivaldi (2) y María La Canastera (8); Miguel Barranco López, Eugenia de Montijo (9) y Pedro Antonio de Alarcón (7); Juan A.Corredor, Federico García Lorca (3) y Manuel Benítez Carrasco (4 ) y Ramiro Megías, Manuel de Falla (6) y Salvador Sánchez Povedano "Frascuelo"(10) .
Merecido homenaje en bronce a la memoria inolvidable de estos personajes que elevaron el nombre de Granada; pasado y pasos más que reconocidos sobre la piel de nuestra provincia, al amparo del tiempo y del recuerdo, y que ahora se pone tan al alcance de todos los ciudadanos y visitantes. ¡ Vaya por ellos, como inmortal saludo !

11 febrero 2008

ARTE EN LA CALLE

*
El pensador, gran modelo, 1903
*
Jean d'Aire (1887)
*
Pierre de Wissant (1886)
*
Eustache de Saint Pierre (1887)
*
Jacques de Wissant (1888)
*
Pierre de Wissant (1887)
*
La misma desde otro ángulo, como punto y muestra de que la escultura es tridimensional y así hay que visualizarla
*
Jean de Fiennes (hacia 1887)



ARTE EN LA CALLE


Para no perdérselo ni perderte por Granada, os recomiendo una pequeña muestra de la obra de Auguste Rodin, cuya exposición ha sido organizada por la Obra Social de la Caixa y el Ayuntamiento de nuestra capital, en colaboración con el Musée Rodin de París y que estará abierta, y nunca mejor dicho, desde el 5 de febrero al 24 de marzo de 2008.
Obra que fue concebida por el escultor francés Auguste Rodin (12-11-1840; 17-11-1917), autor de la misma y que la creó rompiendo moldes. Modernismo al que se acercó, olvidándose para ello de la época y fijaciones, dándole textura y casi habla al mundo de sus esculturas. Dando muestra, con todo tipo de detalle del hombre en movimiento, junto a su pensamiento y expresiones, interiores y exteriores; de su desnudez, incluso distorsionando su anatomía para acercarla a su pensamiento. Todo ello rodeado de matices, al aire libre, por cada vez que se le admira, dándole vueltas y vueltas a la escultura. Dejándonos verla, tras acompañarla, en sus distintos ángulos, como de mil maneras con sus mil preguntas. Casi inquieta, principalmente a la altura del observador y a la vez semejante.
Luces de Granada que impregnan estas bellas imágenes, instaladas junto a la Fuente de las Batallas, en el corazón de Granada, junto al paso cotidiano de la gente.
Un total de 7 esculturas, en la que destaca, en alto pedestal, El Pensador; un retrato del poeta Dante, capturado por el autor en el mismísimo pensamiento de su visión (frisos con las figuras pecadoras bajo él), de ahí su nombre.
Bronces que hoy tenemos como regalo para la vista y los sentidos de este autor influenciado por Donatello y en su mayor grado por el maestro de maestros, Miguel Angel y la casi ignota escultura del afamado también y maestro francés Edgar Degas. Pintor que, como el propio Rodin, viajó y bebió de la Italia más artística.
Obra en bronce que seguramente se nos quedará marcada en la memoria, y que debemos de aprovechar como una oportunidad de oro.

10 noviembre 2007

POR LAS CIUDADES DE BAEZA Y ÚBEDA, CON LA CATEGORÍA DE PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD

*
ÚBEDA:
Fachada de la Sacra Capilla del Salvador, símbolo de Úbeda. Se trata de una iglesia-panteón renacentista, proyecto de Diego de Siloé y realización de Andrés de Vandelvira a partir del año 1.540
*
Vista de la misma, a más distancia, con el edificio del Parador Nacional de Úbeda asomando a la izquierda de la isntantánea*
Palacio del Conde de Guadiana. BIC, en la calle Real, manierista: con torre de 4 plantas con balcones en esquina.
*
Facha norte de la Iglesia de San Pablo de estilo gótico-isabelino
*
Iglesia de San Pablo: monumento nacional e iglesia más antigua de Úbeda, cuya constucción se cree data de la época visigoda. Esta iglesia, segunda en importancia tras Santa Maria, tiene un marcado carácter celebrativo y asambleario, pues hasta el siglo XV se reunía en ella el Concejo de la ciudad y los nobles. Don Alonso Suárez de la Fuente del Sauce, fue quien llevó a cabo un amplio programa de renovación y engrandecimiento. Tiene el tejado de cerámica bicolor. La portada orientada al norte, y que da a la plaza, es de estilo gótico isabelino; la principal, y llamada "de los carpinteros", es románico. Todo el edificio se enriquece con novedades renacentistas
Hospital de Santiago: uno de los símbolos de la ciudadde Úbeda (junto al Salvador), monumento nacional flanqueado por 4 altas torres, obra culminante de Andrés de Vandelvira , que actualmente funciona como una suerte de Centro multiservicios de congresos y exposiciones. Especialmente interesantes son la capilla, con pinturas de Pedro de Raxis y Gabriel Rosales, la escalera, la sacristía y la antesacristía, los patios laterales y el gran patio central de columnas de mármol blanco pulidas en Carrara. En el patio trasero se ha construido un jardin.
*

Detalle de la cúpula de la torre izquierda de la fachada principal del Hospital de Santiago
*

Artesonado de la escalera principal del Hospital de Santiago
*
**
BAEZA:
Ayuntamiento: edificio de estilo plateresco fue la antigua Cárcel y Casa de Justicia. Consta de dos cuerpos separados por una imposta. En el inferior están las dos puertas de acceso, la de la izquierda daba a la cárcel y la de la derecha a la Casa de Justicia. En el cuerpo superior hay cuatro balcones ordenados al modo serliano. Entre los cuatro balcones están distribuidos los tres escudos que se repiten por toda la ciudad: escudo de Felipe II, escudo del Corregidor Juan de Borja y escudo de la ciudad. La cornisa está decorada con grandes ovas, sofitos o tableros y con ménsulas de volutas con figuras de niños, enanos, esfinges, quimeras águilas, chivos alados, hojas de acanto. En el vestíbulo, yeserías renacentistas. El Salón de Plenos tiene un formidable artesonado renacentista policromado que fue trasladado desde el convento de San Antón
*
Vista, entre columnas , de la Torre de los Aliatares. Su nombre arranca de la leyenda de que fue posesión de esta importante familia musulmana hasta la conquista. Tiene una altura de veinticinco metros, con almenas semejantes a las del Arco de Villalar y alberga el reloj principal de la ciudad y la campana.
*
Catedral, edificada sobre la antigua mezquita, que a su vez había sido construida sobre un templo pagano anterior. De estilo renacentista, del siglo. XVI,  en su construcción intervinieron Andrés de Vandelvira, Villalpando y Alonso Barba. Destacando en el interior de la misma: su renacentista Capilla Dorada, el púlpito, la reja del coro, los cuadros de la sacristía y su claustro gótico.
*

Fuente de Santa María, está situada en el centro de la plaza del mismo nombre, entre el Seminario de San Felipe Neri y la Catedral. Se trata de una obra del año 1.564 del arquitecto baezano Ginés Martínez, encargado también de realizar el proyecto de la traída de aguas a la ciudad. En ella figura un triple arco triunfal romano, aludiendo a la herencia histórica y rango de la ciudad, y coronado por un gran frontón triangular sostenido por atlantes.
*
Encontrándonos, en el lateral derecho de la catedral (según la hemos visto anteriormente desde la Fuente de Santa María) con la Puerta de la Luna, ejemplar de estilo mudejar del siglo XIII,  con este  interesante rosetón gótico del siglo XIV con puntas de diamante, hojas y cabezas.
Sobre él podemos ver la imagen del obispo San Pedro Pascual, patrono de los estudiantes de la Orden de la Merced, que murió decapitado en Granada el 6 de diciembre del año 1300. Cuenta la leyenda que hubo discusiones sobre el lugar en donde debía ser enterrado: los feligreses de Baeza, muy piadosos, opinaban que debía descansar en la Catedral de Baeza; en Jaén sucedía igual, y decidieron colocar los restos del santo sobre un burro en un cruce de caminos, y que éste decidiera el lugar. El burro se dirigió hacia Baeza, y aquí es donde reposa hasta el día de hoy.
*
Con vista ahora, frente por frente a la fachada principal de la catedral, hacia la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) Sede  "Antonio Machado"
Iglesia de la Santa Cruz de estilo tardo-románico, una rareza insólita en plena Andalucía. Fue edificada en el siglo XIII, tras la conquista del Valle Alto del Guadalquivir por  Fernando III (capitulación de Baeza: 1227). La portada oeste procede de las ruinas de la iglesia de San Juan. La planta es de tres naves con ábside semicircular. En el lado de la epístola ha aparecido un arco visigótico. En el lado del evangelio se abre una capilla en lo que fuera segunda puerta. Esta Iglesia fue de la Orden de los Templarios.
*

Interior de la Iglesia de la Santa Cruz
*

Interior de la misma con algo más de detalle de su ábside semicircular que estaba cubierto por pinturas al fresco probablemente de principios del s. XVI (distiguiéndose aún el Calvario y la Santa Cena)
*
Topándonos, justo enfrente de la iglesa de la Santa Cruz, con la fabulosa fachada del Palacio de Jabalquinto, uno de los emblemas de la ciudad. De estilo plateresco isabelino, con adorno de ocho escudos terciados a la valona (inclinados) y contrafuertes cilíndricos que se abren en mocárabes, a modo de balcónromántico . Tiene un patio renacentista y una espectacular escalera barroca con estípites, balaustres y volutas. Lo mandó construir Juan Alfonso de Benavides, emparentado con el rey Fernando el Católico.
*
Instituto o antigua Universidad: la Universidad funcionó durante más de tres siglos, hasta 1824 en que pasó a ser el Colegio de Humanidades. En 1875 el regio edificio pasó a ser la sede del nuevo Instituto de Bachillerato, donde dio clase de gramática francesa el gran maestro y poeta Antonio Machado. En la fachada pueden verse los escudos del canónigo Fernández de Córdoba. El número de borlas que adornan el escudo a modo de timbre es mayor de lo que le correspondería en realidad. A mayor dignidad, mayor número de borlas.
*
Interior del Instituto o antigua Universidad de Baeza
*
 Entrada al aula en donde el gran maestro y poeta Antonio Machado impartió sus clases.
*
Detalle del aula
*
Desplazándonos seguidamente hasta la calle San Francisco para contemplar estas ruinas conocidas como Ruinas de San Francisco: un complejo funerario y conventual del siglo XVI, obra del Vandelvira, que no llegó a terminarse. Construcción que podía haber sido una de las obras más trascendentes del renacimiento andaluz, pero por una serie de infortunios no ha llegado a nuestros días completada. De la capilla funeraria solo se conserva el lateral izquierdo compuesto por un retablo realizado en piedra con dos relieves que representan la Adoración de los Reyes y la de los Pastores.
*
Terminando en la Plaza de los Leones, con la Puerta de Jaén (izquierda) y Arco de Baeza o del Villalar (derecha) eregido para conmemorar la batalla de Villalar, Valladolid 1521, en la que triunfaron las tropas de Carlos I contra los Comuneros de Castilla.
*
Plaza de los Leones en donde vemos también, desde este otro ángulo, al fondo, haciendo esquina la Casa del Pópolo, siglo XVI, que toma su nombre de la Virgen del Pópulo que estaba pintada en uno de los lienzos de la fachada y ante la que se arrodillaban los caballeros de Baeza para pedir su protección antes de la batalla. Con fachada de estilo plateresco forma ángulo, como vemos, con la Puerta de Jaén.
*
POR LAS CIUDADES DE BAEZA Y UBEDA, CON LA CATEGORÍA DE PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD

Aprovechando que el pasado puente de Todos los Santos nos dirigimos desde Granada a tierras de Cazorla para hacernos unas rutas de senderismo, a nuestro paso por estas dos ciudades jienenses, monumentales por ellas solas, realizamos la correspondiente, aunque breve visita, a las mismas. Ciudades ambas que fueron declaradas como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco el 3 de julio de 2003 y con toda la razón monumental del mundo.
->
BAEZA:
Primera parada que hicimos en ella y que nada más introducirnos por entre sus calles observamos que su concentración monumental llena casi toda esta ciudad tan recogida.
Ciudad de Baeza que nada más pisar en ella se respira monumental por sus cuatro puntos cardinales. Siendo, además, una de las tres sedes de la Universidad Internacional de Andalucía.
Población ésta de Baeza, que se encuentra en pleno centro geográfico de la provincia de Jaén, existiendo en el primer escalón del plateresco edificio de su Ayuntamiento un punto que históricamente lo señala como tal. Cabeza del reino que mantuvo su relevancia hasta finales del siglo XVI, hasta que Jaén la copara.
Entre sus numerosos monumentos se encuentran el Palacio de Jabalquinto, la Catedral, la Antigua Universidad, la fuente de Santa María y la de Los Leones (con la estatua íbera de la diosa Himilce), la Puerta de Úbeda, etc.
Su catedral fue la primera consagrada en Andalucía. También contó con una de las cuatro universidades de Andalucía junto con Sevilla, Granada y Osuna.
Entre sus personajes ilustres se encuentra el gran maestro y poeta Antonio Machado, que aunque no era oriundo de Baeza, residió aquí entre 1912 y 1919.
->
* ÚBEDA:

Abandonamos Baeza y no acercamos hasta la capital de la fértil comarca jienense de La Loma: la ciudad de Úbeda que se encuentra sobre un cerro, volcada hacia el valle del Guadalquivir, frente a la imponente Sierra Mágina, y cerca del mismo centro geográfico de la provincia de Jaén.
Constituye un importante centro de atracción, al contar con hospital comarcal, centros educativos y escuelas universitarias, Delegación de Hacienda, Seguridad Social, Juzgados, Centro del Profesorado (CEP), etc... derivando en uno de los índices de centralidad más altos de toda Andalucia y que principalmente vive del sector servicios, añadiéndole últimamente el turístico desde que fuese investida por la UNESCO, junto con la de Baeza, como Patrimonio Cultural de la Humanidad en la fecha anteriormente indicada. Además, por producción, el de ser el centro neurálgico del olivar, siendo año tras año el municipio de mayor producción de aceite del mundo.
Ciudades de Baeza y Úbeda que abandonamos con un fuerte sabor a historia, traducida en sus momumentos que guardan y conservan en ese estupendo estado y merecedor del galardón justamente concedido por la UNESCO.

24 febrero 2007

DE CAMINO HACIA EL MONASTERIO E IGLESIA DE SAN JERÓNIMO - GRANADA







































































DE CAMINO HACIA EL MONASTERIO E IGLESIA DE SAN JERÓNIMO

<->
Hoy sábado, bajo una mañana a azul abierto por fin, después de tanta lluvia, día más que idóneo para este tipo de actividades más que recomendables , decidimos realizar esta visita al magnífico Monasterio de San Jerónimo y que tenemos tan a mano en nuestra ciudad. Monumento al que todos los granadinos deberíamos de echarle más de una ojeada; tanto por su importancia histórica, arquitectónica, como para contemplar puramente esas tan extraordinarias joyas que encierra para sus adentros. Así que, y como nunca es tarde, vayamos abiendo los ojos.


La visita la iniciamos en la recia Puerta de Elvira situada en la Plaza del Triunfo y que fue construida durante la dominación islámica para darle, por aquél entonces, salida y entrada a la ciudad.
La Puerta formaba parte de una estructura defensiva, de la que se conserva sólo su frente exterior y además comunicaba con otras puertas como su vecina Puerta Monaita. Su inmediato anexo interno, del siglo XI, fue derribado en el siglo XIX. El gran arco de herradura comunicaba con el espacio que precedía a la puerta propiamente dicha, y como casi todas “desaparecida en combate, destruida o enviada a mejor vida” y que cumplía con su acometida de defensa. En el interior, había un patio donde se disponían nichos para la guardia. La obra que vemos en la actualidad, y sobresaliente barbacana, puede datarse del siglo XIV y está realizada en tapial.
Encaminados hacia el Monasterio de San Jerónimo hacemos una pequeña parada en sus adyacentes, justo enfrente a la fachada principal del Hospital Real de Granada.
Mandado construir por los Reyes Católicos, este imponente edificio gótico con posteriores elementos clásicos es sede del Rectorado y Biblioteca Central de la Universidad.
Se encuentra enclavado entre las calles Real de Cartuja, Ancha de Capuchinos y Avenida del Hospicio, donde se encuentra su entrada. En este lugar había, en época musulmana, un cementerio (Saad Malik) y con la conquista cristiana el terreno fue cedido a la ciudad como ejido “campo de uso común para un municipio”
Las obras que se iniciaron en 1511, y se interrumpieron a la muerte del Rey Fernando el Católico, se reanudaron en 1522 por su nieto el Emperador Carlos V. Pero el 3 de julio de 1549 un desgraciado incendio ocasionado por unos festejos de celebración, hizo que tuvieran que volver a reconstruir casi la totalidad de sus techos de madera.
En esta obra intervinieron los más importantes artistas del momento: Enrique Egas, Machuca, Siloé.... Es una obra ecléctica, donde se mezclan elementos góticos, renacentistas y mudéjares. Sobre una planta renacentista se superpone un alzado gótico. El edificio es de planta de cruz griega, enmarcada en un cuadrado, en cuyos ángulos hay cuatro patios simétricos, alzándose en el crucero un cimborrio. Destacar también su Cuarto Real, en donde se alojó el mismísimo Don Juan de Austria.
A continuación nos paramos en la recientemente remodelada y también llamada por los granadinos “Plaza del Triunfo” (la que ocupa los Jardines y la Virgen del mismo nombre), siendo la verdadera Plaza, y marcada como tal, la que antes dejamos a nuestras espaldas junto al Arco de Elvira.
Esta magnífica y céntrica explanada se extiende desde el antiguo Convento de la Merced, actualmente Cuartel de Infantería y anterior Gobierno Militar, la Iglesia de San Ildefonso y calle Real de Cartuja, hasta las calles de San Juan de Dios y Canasteros y hasta la Puerta de Elvira. Aquí estuvo además ubicada la vieja Plaza de Toros de Granada hasta que en 1960 se traslada la Virgen Inmaculada coronando y encabezando estos formidables jardines cuyas espaldas están ornamentados con una magnífica fuente de 75 metros de largo con juegos de luces de colores.
Continuando con nuestra visita, ahora descendemos por la Calle de San Juan de Dios para hacer la última parada antes de entrar en el cercano Monasterio de San Jerónimo. Haciendo una breve parada para visitar, antes, el Patio Central del Hospital de San Juan de Dios.
El Hospital fue el primero de esta Orden de caridad y ocupó un edificio que anteriormente había sido Monasterio de San Jerónimo. La portada, que data de 1609, es muy sobria. Está formada por dos cuerpos, columnas dóricas y pilastras. Sobre ello, un frontón partido en cuyo centro hay una escultura de San Juan de Dios. En su interior, destaca el zaguán con techo de artesonado renacentista, un patio con arquerías también renacentistas y adornado con grandes cuadros de pintura sobre la vida y relatos de la Granada de San Juan de Dios, y una escalera original “de carruajes” con techo de madera bellamente decorado.
Y ya para culminar con nuestra visita, la joya del día servida en bandeja gracias a los monjes y monjas jerónimas que hasta la actualidad la han conservado: El Monasterio y la Iglesia de San Jerónimo.
Situado en la Calle Rector López Argüeta, La Iglesia y Convento, fueron realizados por El Florentino, El Indiano y Diego de Siloé. El retablo, encargado por los monjes tras finalizar la guerra de las Alpujarras, es una maravillosa obra y al parecer por él pasaron multitud de manos prodigiosas y cuyo estudio para ser atribuidas está en vías de identificación. Añadir también que en esta iglesia reposan los restos de Fernando González de Córdoba, “El Gran Capitán”.
Fundado en 1492 por los Reyes Católicos en San Fe, se trasladó a la Capital de Granada y se construyó desde 1500 con la piedra árabe de la Puerta de Elvira, sobre las Huertas del Nublo de los reyes nazaríes. El crucero y la capilla mayor renacentistas son obra de Jacobo Florentino y del burgalés Diego de Siloé (aunque el Arquitecto Jacobo Florentino realmente sólo estuvo implicado en este proyecto desde 1525 hasta 1526, poniendo más nombre que tiempo a esta hermosa creación). La mano de Siloé se calcula que actuó desde 1525 hasta 1547-1548 y que fue parada por motivos de sus malas relaciones con los herederos del Gran Capitán. Después de 1548 vino el amueblamiento de la Capilla Mayor y por el que los monjes, tirando de las rentas de donaciones y ofrendas, emplearon para dicho propósito, incorporándose, ya sobre el Siglo XVIII, el púlpito y la gran balaustrada y cuyos frescos datan también de esta misma época.
Destacan también el coro (atribuido a Diego de Siloé) y una hermosa Soledad a la izquierda de la nave, obra de Pedro de Mena o a la de su escuela más próxima y un Cristo yacente a sus pies y que algunas guías turísticas erróneamente confieren su autoría al gran maestro Pablo de Rojas.
Decir también que la planta es de cruz latina en una sola nave, cubierta por bóvedas góticas de crucería, con capillas laterales y cabecera ochavada, lo más significativo de ella, y para aquella época innovadora, y a la que se adapta el magnífico retablo. El impresionante exterior, con grandes contrafuertes y sobria portada, se adorna con escudos del Gran Capitán y su esposa Dª María Manrique, ambos sostenidos por guerreros.
El convento consta de dos claustros. El primero es gótico, con arcos carpaneles, capiteles de figuras fantásticas y bellas portadas platerescas de Siloé y su escuela. El segundo es protorrenacentista y de menores proporciones y que no podemos visitar por ser de rigurosa clausura de las monjas jerónimas, ocupantes actuales del mismo.
Punto y final de esta provechosa visita y de la que dejo constancia con algunas instantáneas como muestra y excusa y reclamo para todo aquel que no lo haya visitado, al Monasterio me refiero, se aproxime con sus ojos, sentidos y tiempo suficiente para comprobarlo.